Archivo de la categoría: Rutas de un día

El valle de Güimar con peques

Te invitamos a leer nuestro post en la web de turismo del Gobierno de Canarias. Recorriendo el Valle de Güimar con peques, donde visitamos parques temáticos, columpios y helados. Lee aquí.


 

 

Anuncios

Visitando Teno Alto

Una mañana de las que en el norte amanecía nublado, decidimos recorrer la isla baja y aventurarnos a subir hasta Teno Alto. Siiiiii, nada menos que Teno Alto.

Para que se hagan una idea Wikipedia lo define así: 

“Teno Alto es un caserío perteneciente al municipio de Buenavista del Norte, al norte de la isla de Tenerife (Canarias, España). Se encuentra situado en un altiplano en el Macizo de Teno, dentro del parque rural del mismo nombre, a doce kilómetros del casco urbano de Buenavista del Norte y a una altitud de 750 msnm.”

En otras palabras:

Es un caserío  en lo alto de los acantilados de los Gigantes al que se accede por una sinuosa carretera que bordea la montaña y que esconde un paisaje sobrecogedor.Nos dispusimos a subir.

Seguir leyendo Visitando Teno Alto

Teno Bajo: una excursión larga

Es una pena, pero la carretera hacia Teno está cerrada, así que esta propuesta, de momento no es factible! Igualmente, si la quieres leer: Toda tuya.

Cada cierto tiempo a mi hija le surgía la duda de dónde se acaba la carretera y la acera, y yo siempre le decía que no se preocupara que un día iríamos al lugar exacto donde se acaba la carretera.

¿Saben de dónde se trata?

Seguir leyendo Teno Bajo: una excursión larga

Visitar el Teide con peques: ¡imprescindible!

Erase un a vez una vez  un ser llamado Guayota:

“Guayota vivía en el interior del volcán Teide (el infierno).

Según la leyenda, Guayota secuestró al dios Magec (dios de la luz y el sol), y lo llevó consigo al interior del Teide, sumiendo a todo el mundo en la oscuridad.

Los guanches pidieron clemencia a Achamán, su dios supremo. Tras una encarnizada lucha, Achamán consiguió derrotar a Guayota, sacar a Magec de las entrañas de Echeyde y taponar el cráter con Guayota en su interior.

La leyenda cuenta que el tapón que puso Achamán es el llamado Pan de Azúcar, el último cono, de color blanquecino, que corona el Teide.” (Enlace a toda la historia según wikipedia)

 

No me digan que esta historia no es ideal para empezar y ambientar nuestro particular paseo por el Parque Nacional del Teide acompañados de peques. ( En el enlace hay audioguías y app para móviles).

Buscando a Guayota

El Teide y su entorno es espectacular y yo soy de las personas que piensa que hay que subir al Parque al menos una vez al año. Para disfrutarlo, para desconectar, para recargar energías, para caminar, para respirar, …ofrece muchas opciones, de senderos, excursiones, guías y en Internet se pueden encontrar muchísimas referencias para orientar la visita (es un Parque Nacional con el pico más alto de España y un paisaje sobrecogedor así que no podía ser menos).

Por eso en TcP no voy a repetir lo que ya se pude encontrar en otros enlaces , lo que haré es contarle cómo he adaptado yo esa visita para hacerla con niños y niñas pequeños.

Subir en coche hasta el Teide puede ser muy ameno si vamos parando en los miradores que hay en la carretera donde además de las vistas se puede aprovechar para desayunar, estirar las piernas, trepar un poco y sacar lindas fotos.

Una vez llegamos al Parque,  sugiero una primera parada en el Centro de Visitantes y ahí ir directos a ver el vídeo de bienvenida donde Guayota nos explica cómo se creó el parque y las islas, es muy didáctico y ameno. Ver audioguías del Gobierno de Canarias.

Yo no me canso de verlo, y he de confesarles que la frase final del vídeo pronunciada por Guayota es la que ha inspirado este blog  (no la pongo para que la puedan descubrir ustedes solos).

Si van con niños pequeños les sugiero un paseo por el jardín del Centro de Visitantes que es muy fácil de hacer y dura como media hora. Si van con mayorcitos hay que hacer algún pateo de los que salen del Centro que son muy fáciles también pero un poco más largos.

Luego cualquier rincón se presta para sentarse a comer, eso sí no van a encontrar sombra por ningún sitio.

Y después de comer hay que acercarse a encontrar e Guayota y a Achamán a la zona del Parador Nacional de Turismo allí los más pequeños podrán buscar al Diablo Guayota detrás de cada piedra o corretear por los caminos que hay mientras nosotros disfrutamos de la espectacular visión del Teide y los Roques.

Con mi familia aún no hemos subido en el Teleférico hasta el pico así que no les puedo contar la experiencia, aunque supongo que es muy divertido. Lo que sí he hecho es subir caminando y pernoctar en el refugio, pero sin peques, cuando suba “conPeques” se los cuento.

IMG_20180212_133551

 

20140301_152636