Candelaria

Gigantes de piedra, parques de olas, cuevas, avistamientos,  peces voladores y ruta de heladerías….puedes simplemente visitar Candelaria o puedes descubrir todo esto cambiando un poco la mirada y haciendo u “Candelaria con Peques”.

En la web del ayuntamiento de Candelaria podemos leer:

Candelaria es una villa con identidad canaria. Situada en la vertiente sureste de Tenerife, encuentra sus raíces en el hallazgo de la imagen de la Candelaria por los antiguos pobladores, los guanches, hecho que marca la Historia de Canarias. La devoción por la imagen de la Candelaria comienza antes de la conquista de Tenerife y desde entonces, se ha mantenido hasta la actualidad. Aquí se produce el primer encuentro entre la cultura aborigen y la europea y es por ello que, las tradiciones se mantienen vivas.
El mar, sus cuevas y playas naturales marcan la singularidad de este entorno. Sin embargo, el principal valor de la Villa reside en ser el centro de peregrinaciones más importante del archipiélago. La Virgen de Candelaria, declarada Patrona General, es un punto de referencia al culto mariano.

Efectivamente al visitar Candelaria tenemos que ir hasta la Virgen sea por cultura, por tradición o por religión pero pasar por Candelaria es ver la Virgen, pero es mucho más.

Nosotros aparcamos en el parquing junto al ayuntamiento y el paseo por la calle de la Arena, que es una calle peatonal, está salpicado de coches infantiles en los que poner un euro y entretener a los más chicos, pero también salpicado de heladerías y sitios de todo a un euro en los que entretener a los más grandecitos.

unnamed

Al llegar a la Plaza de la patrona corrimos hasta los Guanches para leer sus nombres, es un juego seguro descubriendo a los Gigantes de piedra que vigilan para que la tierra siga manteniendo su equilibrio.

No nos privamos de poner un euro para echar un vistazo a la costa desde el catalejo y hacer un avistamiento en plan piratas.

unnamed (1)

 

El paseo desde la Plaza de la Patrona hasta la Avenida Marítima es un poco largo para niños muy pequeños, pero se puede hacer en carrito perfectamente.

La zona, si no hace viento, ofrece unos miradores junto al mar dignos de disfrutar. Nosotros paramos en casi todos para hacer nuestros particulares avistamientos.

 

20140119_111003

 

La avenida marítima está salpicada de pequeños parques infantiles y de heladerías deliciosas así que el paseo fue muy divertido para toda la familia.

Además si van con tiempo les recomiendo pasar un rato en la piscina climatizada, aquí puedes leer cómo lo pasamos nosotros dándonos un chapuzón.

Y si el paseo se te hace corto, puedes encontrar más sorpresas al final de la avenida. Lee aquí el truco y cómo nos fue.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s