El Sendero de los Sentidos

Después de varios intentos por fin pudimos hacer uno de los senderos imprescindibles en Tenerife: El Sendero de los Sentidos en la zona de la Cruz del Carmen, La Laguna. IMPRESCINDIBLE con mayúsculas para cualquier familia tanto de Tenerife como visitantes. Porque es un sendero precioso, porque es un sendero guiado, porque es un sendero fácil, porque es un sendero divertido, porque es un sendero didáctico, porque es un sendero tranquilo, porque es un sendero diferente, porque es un sendero donde la naturaleza estalla y brota de manera brillante y única…¿necesitas más motivos? 

Hay numerosas webs que te explican cómo llegar, cómo es el recorrido y todos los datos prácticos que se necesitan para hacer el camino. A mi me gusta mucho la explicación de webtenerife ya que tiene mucha información y una explicación exhaustiva de lo que te vas a encontrar. Te recomiendo que la leas antes de ir.

No obstante yo te cuento nuestra pequeña experiencia con la peque para que cojas ideas.

Caminar, trepar y correr no son de los puntos fuertes de mi hija, así que la incursión en el mundo del senderismo la estamos haciendo poco a poco.

Por eso este sendero es ideal para empezar ya que se trata de un recorrido salpicado de pistas y carteles que te invitan a tener una experiencia sensorial muy singular. La propuesta que  te hace el propio sendero es que despiertes tus sentidos para dejarte llevar por el aroma y la humedad del bosque.

Al iniciar el camino le explicamos a mi hija cuáles eran los cinco sentidos y el juego consistía en ir encontrando los carteles con las pistas de cada sentido y fuimos resolviendo las pistas con sus pruebas. Esto fue muy estimulante.

Pudimos oler la laurisilva, oir los pájaros y el viento, tocar la suavidad del musgo y la rudeza de los árboles, ver la inmensa gamas de verdes y muchas cosas más.

Todo esto se puede hacer en cualquier sendero por la naturaleza, pero con la ayuda de los carteles y las pistas la cosa se hace más divertida, ideal para pequeños.

Disfrutando de los Sentidos

El único sentido que no nos ofrecía el sendero era el  “gusto” pero esto fue fácil de solventar gracias al picnic que llevábamos y que decidimos hacer en la zona del mirador de los loros.

La vista que se puede ver desde esta zona es espectacular

El camino provisto de una pasarela y una pequeña terraza va combinado muchos ratos con puentes y escalones de fácil transito, hace que caminar sea cómodo y fácil con peques de cualquier edad. Nuestra hija lo disfrutó mucho, aprendió a caminar con el bastón de pateo y la vuelta decidió ir delante haciendo de guía explicando cada una de las cosas que se veían durante el trayecto.

En definitiva, no tienes excusa, si no has ido hay que ir y si ya lo conoces pues a repetir.

Y si estás de paso por la isla con peques, reserva un par de horas que este es un sitio de obligada visita.

Con dos horas y a ritmo lento se podrá realizar la ruta 3 que es la más larga, incluyendo descansos, comida, vistas, pruebas, pistas y todo lo demás.

3 comentarios en “El Sendero de los Sentidos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s